Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

El menaje de la cabaña

You can Beat Blue Monday on January 24th...

Blue Monday was first identified by Cliff Arnall, formerly of Cardiff University, marking the symbolic time in January when people suffer from a series of combined depressive effects.

Blue Monday was devised using the following mathematical formula:
http://www.beatbluemonday.greenblog.co.uk/wp-content/uploads/2007/01/the-equation-2.png

The model was broken down using six immediately identifiable factors; weather (W), debt (d), time since Christmas (T), time since failing our new year’s resolutions (Q), low motivational levels (M) and the feeling of a need to take action (Na).

The formula calculates that Monday 18 January 2010 is the worst day of the year, when the Christmas glow has faded away, New Year’s resolutions have been broken, cold Winter weather has set in and credit card bills will be landing on doormats across the land – whilst the January pay-cheque is still some way away.

http://www.beatbluemonday.org.uk/?pagename=the-equation

la percepción es que seguimos, para el 70% de la gente, en crisis

Las rebanadas del pastel

Del matemático Felipe Calderón, egresado de la Universidad Cantinflas: “para la mitad de la gente, aunque tú cuando le preguntas cuál es su situación personal, familiar, sí se refleja que ha mejorado, pero la percepción es que seguimos, para el 70 por ciento de la gente, en crisis. Para la mitad; es decir, para el 35 por ciento, no sólo seguimos en crisis, sino en lo peor de la crisis y para el 25 por ciento de esos 35, o sea, casi para todos esos, no sólo eso, sino que no hay remedio para la crisis… que la gente que puede comprar, porque sí tiene dinero y sí tiene un ingreso no compra; si sabe que puede cambiar el refrigerador, no, espérate, no compres; si quiere y a ella se le antojó el coche el modelo 11, están padres. No, espérate, pero no compres coche, está muy fea la cosa; si quiere comprar casa, se la prometió a la señora, ya tuvieron otro niño, tiene con qué, puede ir al banco a pedir, no mejor ahorita no compro” (el susodicho en la reunión anual de in…

la inseguridad en México se debe segmentar en tres grandes componentes

Gastos en seguridad, pérdidas de empresas y familias, entre otros
Duplica presupuesto para educación costo económico de la inseguridad
Israel Rodríguez J.

Periódico La Jornada
Domingo 16 de enero de 2011, p. 23
El costo económico de la inseguridad en México carece de una medición oficial pero diversas metodologías aplicadas por instituciones privadas, organizaciones no gubernamentales y organismos multilaterales lo ubican hasta en 15 puntos porcentuales del producto interno bruto (PIB) anual del país, esto es, un billón 950 mil millones de pesos.

La violencia afecta el crecimiento de la economía mexicana porque aumenta los costos de producción, transacción y seguridad. Las empresas tienen que contratar seguros contra robos, cuyas primas han ido en ascenso, escoltas, equipos de radiolocalización para sus flotillas de transporte, entre otros, además de que reduce la acumulación de capital físico y humano y deteriora el entorno institucional.

Jorge Sicilia, economista en jefe para México y Esta…

Decir viejo y pobre es casi un pleonasmo

La ley de la vejez

Alfredo Fressia

Cumplí sesenta años, y en Brasil, por ley, pasé a ser idoso, es decir, “persona de la tercera edad”, o más simplemente, viejo. La tal ley de la vejez (Estatuto do idoso) reglamenta una disposición constitucional de 1989 que da algunos privilegios a los ancianos (sic). Para empezar, se definió la edad –sesenta años– a partir de la cual se es idoso. Desgraciadamente los privilegios son pocos en la práctica, cosas como no hacer más colas en bancos o en supermercados, tener derecho a un geriatra en Salud Pública (cuando hay Salud Pública y geriatras), y poco más.

El resto es la catástrofe de siempre, y no sólo en América Latina. Durante algunos años enseñé La vejez,de Simone de Beauvoir, un libro espléndido que denuncia el abandono a que son sometidos los viejos. “Decir viejo y pobre es casi un pleonasmo”, decía Beauvoir, quien insistía en la hipocresía que rodeaba al tema, el discurso falsamente respetuoso y el real tratamiento dado a los viejos como a una…

Los bancos la dieron por perdida o incobrable al transcurrir 90 días de no saber nada del cliente.

Disminuyó en 2010 uso de tarjetas bancarias
Susana González G.

Periódico La Jornada
Sábado 15 de enero de 2011, p. 22
El año pasado se cancelaron más de un millón de tarjetas de crédito y la tercera parte de los 21.8 millones de plásticos vigentes dejaron de ser utilizados por sus dueños, aseguró Marco Carrera, director de estudios de mercado de Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El funcionario mencionó que ya hay tarjetahabientes que usan el crédito bancario sólo para comer o comprar despensa, pero no precisó cuántos son pues dijo que aunque la Condusef ha solicitado dicha información a los bancos no se proporcionan ni están obligados a hacerlo.

Tampoco existen cifras sobre el número de deudores que dejaron de hacer pagos y carecen de cualquier margen de negociación con los bancos, mientras su deuda sigue creciendo, señaló Carrera, al participar en una conferencia con la empresa Resuelve tu deuda.

Crecerá la cartera vencida

Ase…